fbpx
Slow Food o comida lenta.
Posted in GastroNoticias

¿En qué consiste la filosofía “Slow Food”?

Es un movimiento con un popular concepto culinario y ecológico, que empezó a practicarse a mediados de los ochenta gracias a su fundador Carlo Petrini. Un revolucionario italiano convencido que necesitamos ir más despacio a la hora de vivir y, sobretodo, a la hora de comer.

https://www.slowfood.com/es/

En mirar al pasado y observar cómo se alimentaban nuestros abuelos, utilizando ingredientes naturales no procesados, sin agregar productos químicos. Sí aprendemos a conservarlos correctamente, evitaremos la comida rápida y pre-cocinada que tantos inconvenientes ocasiona en nuestro organismo.

Un estilo de vida sano y natural que cada día gana más adeptos.

Además, la forma de sentarse a la mesa sería lenta y consciente, hábito que se ha devaluado con el tiempo como consecuencia del estrés en el que vivimos, las prisas y la falta de tiempo del día a día.

Su símbolo es un caracol por la velocidad a la que se mueve por la vida este animal. Vivir estresados ha provocado que nos hayamos olvidado que las cosas requieren su tiempo para disfrutarlas. En el caso de la comida, ingerir los alimentos de manera consciente, tener el tiempo para ello para que nos resulten saludables y los disfrutemos.

Pilares de la filosofía Slow Food o comida lenta.

La conocida filosofía Slow Food responde a todo un estilo de vida sano y natural que cada día gana más adeptos.

Alimentos limpios: No tratar los productos que consumimos con ningún tipo de sustancia química. Estamos hablando de productos orgánicos, sin agregados de origen sintético, ni pesticidas, herbicidas o fertilizantes artificiales.

Optar por métodos de cocina saludables: Cocinar al vapor no sólo nos permite cocinar sin grasas añadidas, sino conservar los nutrientes y las vitaminas de los alimentos.

Alimentos de calidad: Que los productos contengan nutrientes, calidad excelente y un sabor intenso. Que sean saludables y aporten beneficios al organismo.

Slow Food o comida lenta.

Por lo tanto, contra la locura universal de la Fast Life, se hace necesario defender el tranquilo placer material.

Contrariamente a aquellos, que son los más, que confunden la eficiencia con el frenesí, proponemos como vacuna una adecuada porción de placeres sensuales asegurados, suministrados de tal modo que proporcionen un goce lento y prolongado.

Comencemos desde la mesa con el SlowFood, contra el aplanamiento producido por el Fast Food, y redescubramos la riqueza y los aromas de la cocina local.

Si la Fast Life, en nombre de la productividad, ha modificado nuestra vida y amenaza el ambiente y el paisaje, Slow Food es hoy la respuesta de vanguardia.

Y está aquí, en el desarrollo del gusto y no en su empobrecimiento, la verdadera cultura, es aquí donde puede comenzar el progreso con un intercambio internacional en la historia, en los conocimientos y proyectos.

Slow Food asegura un porvenir mejor.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mi Carrito