fbpx
lunchfree deporte salud alimentación comida
Posted in GastroNoticias

Alimentación y ejercicio físico, conectados para una vida saludable.

A la hora de mantener una dieta saludable, igual o más importante que no excederse con las comidas lo es el ingerir la cantidad adecuada de cada tipo de nutriente. Tanto de los llamados macronutrientes, es decir, hidratos de carbono, proteínas y grasas, como de micronutrientes (vitaminas, minerales y antioxidantes) y de fibra.

Tampoco cabe duda que una alimentación equilibrada deba ir acompañada por una actividad física diaria. Esto es así hasta el punto de que, caminando al menos durante una hora diariamente, las posibilidades de sufrir numerosos problemas de salud se reducen considerablemente.

El cuerpo humano está diseñado para moverse regularmente, y desde hace miles de años así lo tienen codificado nuestros genes.

Con la actividad y el movimiento se obtienen una serie de efectos beneficiosos para la salud, así como para la prevención de las enfermedades desde la infancia, pero nuestro estilo de vida actual es cada vez más sedentario. En la sociedad actual, el sedentarismo es un problema en incremento continuo, que junto a una alimentación desequilibrada, condicionan las elevadas tasas de sobrepeso y obesidad.

Por ello, es absolutamente prioritario diseñar estrategias encaminadas a modificar el estilo de vida y aumentar el gasto energético diario, en las actividades cotidianas y en los desplazamientos. Además de ello, en cada grupo de población es aconsejable introducir y adaptar sesiones programadas de ejercicio físico estructurado, y realizarlo a la intensidad, duración y frecuencia adecuada.

lunchfree salu deporte comida alimentación take away

Además, la alimentación puede y debe adecuarse al nivel de ejercicio practicado, y así maximizar los beneficios obtenidos, siendo un hecho constatado que la persona que inicia la actividad física, acaba modificando también sus hábitos de alimentación y está -en general-, más motivado por el cuidado de la salud.

Los objetivos y motivación para la práctica de actividad física o deporte, pueden ser muy diferentes en función del colectivo que lo practica. En algunos casos, se da dentro del ámbito de la competición y mejora del rendimiento, mientras que en otros tan sólo en busca de la mejora de la salud o bienestar. Sin embargo, a una gran parte de la población esta motivación le cuesta conseguirla y en muchos casos, múltiples intentos de iniciarla van seguidos del mismo número de abandonos.

Alimentación y deporte son la mejor garantía de un buen estado físico y mental.

La importancia del ejercicio físico sobre la alimentación se podría resumir de la siguiente forma:

La causa subyacente es un balance energético positivo, es decir, cuando las calorías consumidas exceden las calorías que se gastan, aumenta el peso. Los hábitos actuales de consumir alimentación muy enriquecida y el sedentarismo fomenta la aparición de la obesidad, la cual conlleva las siguientes consecuencias:

  • Problemas metabólicos (diabetes mellitus, hipertensión arterial).
  • Problemas osteoarticulares (artrosis, problemas de columna).
  • Problemas respiratorios.
  • Problemas cardiovasculares (ateroesclerosis, ictus).
  • Problemas psicológicos (descenso de la autoestima)

Aquí decimos algunos beneficios del ejercicio físico:

  • Aumento del gasto energético (previene la obesidad).
  • Aumento de la sensibilidad al efecto de la insulina (previene la diabetes mellitus).
  • Fortalecimiento de músculos y huesos.
  • Disminución de la ansiedad que puede provocar el apetito.
  • Beneficios psicológicos (mejora la autoestima).

 

Fuentes: Sanitas, comeconsalud, Henufood.

There are no reviews yet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mi Carrito